5 señales de que necesitas consultoría en estrategia digital

Hyrum Palmero

abril 26, 2021

Seguramente te has preguntado el por qué algunas empresas triunfan en el entorno digital y otras no. En efecto, es una realidad que existe una línea muy tenue entre el éxito y el fracaso en la web y su nombre es estrategia digital. 

Del mismo modo, garantizar el buen posicionamiento virtual también depende de la forma cómo se incorporan nuevas tecnologías que, efectivamente, promuevan el crecimiento corporativo en ese medio.

De hecho, poner atención en la calidad de la estrategia digital y en la adopción de herramientas que permitan desarrollarla es un proceso que lleva tiempo y requiere mucho empeño. Sin embargo, es una actitud extremadamente necesaria si se desea alcanzar, atraer y fidelizar el público objetivo y, como consecuencia, aumentar el número de ventas de la empresa.

En este sentido, es fundamental señalar que, invertir en la transformación tecnológica y en la estrategia online no es apenas poner en marcha una determinada acción o campaña, sino también asegurar que los resultados obtenidos durante su curso: 

  • Estén de acuerdo con la expectativa inicial; 
  • Cumplan los objetivos propuestos;
  • Generen un aumento en el volumen de ventas e ingresos.

Cuántos detalles, ¿no es cierto?

Sabemos que a menudo los gerentes tienen que atender muchísimas tareas, por lo cual, el riesgo de cometer errores durante la inclusión de recursos tecnológicos, así como en la creación y en el desarrollo de la estrategia digital suele ser alto. ¿Quieres conocer cuáles son los errores más comunes en estos procesos y así, verificar si tu empresa está en el camino ideal?

En las próximas líneas, presentamos 5 señales de que necesitas urgentemente cambiar tu perspectiva y recurrir a una consultoría de transformación y de estrategia digital. 

¡Ponte cómodo y disfruta la lectura!

1. No conocer a tu buyer persona

Cuando no conoces a tu Buyer Persona, no solo perjudicas la comunicación, también impactas negativamente el desempeño comercial de tu negocio. 

En esencia, estar presente en el ambiente virtual permite alcanzar más personas y permite que tus soluciones puedan ser requeridas por consumidores que, ante un contexto presencial, podrían no enterarse de que tu empresa existe.

Sin embargo, para que eso ocurra, es indispensable conocer y tener en cuenta las prioridades, necesidades y deseos de las personas a quienes deseas atender. Por este motivo, lo ideal es realizar estudios previos al desarrollo de cualquier estrategia, ya sea de marketing digital o de transformación digital.

De hecho, entender los aspectos señalados anteriormente, además de facilitar la identificación del público objetivo, te ayudará a crear la(s) Buyer Persona(s) de tu empresa permitiendo así, flexibilizar las acciones considerando su perfil.

En la práctica, cuanto más inviertes en el desarrollo de la Buyer Persona, mayor es la probabilidad de generar leads y multiplicar las ventas. 

2. No invertir lo suficiente

Muchos gerentes aplican la ley de la inversión mínima, una actividad que limita mucho el campo de acción en el ambiente virtual y la calidad de las estrategias. Por ejemplo, al identificar la necesidad de poner en marcha una campaña, es común buscar alternativas económicas, principalmente, si se trata de una empresa entrante o pequeña. 

De hecho, invertir poco en tecnología y en acciones que estimulen las ventas puede ocasionar problemas, debido a que:

  • Afecta la presencia online;
  • Mitiga oportunidades de negocio en el medio online;
  • Obstruye la comunicación;
  • Puede generar ruidos y difundir información equivocada o mediocre.

De esta manera, al invertir poco puedes estar abriendo espacio a la competencia y así, perdiendo tu participación en el mercado.

3. No tener un plan

“He decidido crear un sitio, llama a Manolo para que lo cree, difunda, controle, actualice y entregue buenísimos resultados”. 

Efectivamente, la inmediatez no es una buena consejera, pues puede llevarte a actuar por impulso. Además, al no tener un plan, la probabilidad de fracasar y de gastar dinero en vano es muy grande.

Para que una estrategia de transformación digital o de marketing online sea efectiva, es esencial que se planee con mucho cuidado buscando diseñarla de acuerdo con el perfil de cliente, con los objetivos de la empresa y con las tendencias de mercado.

4. No crear y difundir contenidos valiosos

La estrategia digital abarca un conjunto de acciones que permiten, en esencia, que tu empresa crezca en el medio online. Esto incluye campañas en canales como redes sociales, blogs corporativos, email marketing. 

Fíjate que, al ofrecer cualquier tipo de contenido sin tener en cuenta un plan de marketing de contenidos, el público objetivo, el momento y las tendencias del mercado, te estarás separando cada vez más de aportar soluciones valiosas.

Por lo que es indispensable generar contenido atractivo que, realmente, colme las demandas y expectativas de información de tu público objetivo. 

5. No acompañar los resultados

¿No tienes tiempo para analizar los resultados obtenidos a raíz de la inserción de nuevas tecnologías o de la puesta práctica de acciones de mercadeo? Entonces, necesitas contar con la ayuda de expertos en el tema.

Si no verificas la efectividad de dichas estrategias, te arriesgas a continuar invirtiendo un monto importante en campañas y acciones que, desafortunadamente, pueden estar generando pésimos resultados e, incluso, comprometiendo a otras que, de hecho, sí son eficientes y prometedoras.

Para que esto no ocurra, es fundamental verificar el ROI, el costo de adquisición del cliente, la tasa de conversión, entre otras métricas de desempeño.

Como puedes ver, la estrategia digital y de transformación tecnológica son procesos vitales para toda y cualquier organización que desee destacarse de la competencia en el universo online. 

Para obtener buenos resultados y llevar la empresa al siguiente nivel, es imprescindible planificarlas y desarrollarlas teniendo en mente las buenas prácticas buscando evitar que ocurran los errores señalados anteriormente, por lo que, es recomendable contar con un equipo técnico especializado.

Bajo este panorama, la mejor alternativa es contratar profesionales expertos que, efectivamente, cuiden de la creación, de la puesta en marcha y de los resultados a través del desarrollo de un trabajo serio y comprometido con los resultados de su partner de negocios. 

Esperamos que este post haya colmado tus necesidades de información, en el caso de haberte quedado con alguna duda, ¡envíanos un mensaje ahora mismo que responderemos tan pronto como sea posible!

Más reciente

MANTENGAMONOS EN CONTACTO

¿Tiene un proyecto o necesita asesoría? Hablemos de eso.