¿Qué es un producto digital? Entiende cómo crear y vender

Hyrum Palmero

abril 14, 2021

El avance tecnológico y la democratización del acceso a Internet han permitido que cada vez más personas busquen y logren solucionar sus problemas a través de la web, un factor que ha derivado en el surgimiento del producto digital

También conocido como infoproducto, este tipo de mercancía suele subsanar numerosas necesidades de los usuarios de Internet, por ejemplo, al ganar conocimiento acerca de un tema específico.

Gracias a su utilidad y su amplio alcance, se ha convertido en una de las principales apuestas de quienes desean ganar dinero online. Sin embargo, ¿cómo es posible crear y comercializar un producto digital competitivo y rentable?

A pesar de ser una de las dudas más recurrentes entre los nuevos emprendedores digitales, también suele preocupar a los empresarios más experimentados principalmente porque este medio es extremadamente cambiante y demanda acciones innovadoras para mantenerse a la vanguardia del mercado. 

Si estás pensando en elaborar y vender productos digitales, pero antes deseas conocer más detalles acerca del tema, ¡aquí encontrarás abundante y valiosa información!

En las próximas líneas, presentamos una guía completa sobre este tipo de producto. ¡Continúa leyendo nuestro artículo hasta el final y aprende todo lo que siempre quisiste saber acerca de los infoproductos!

¿Estás listo?

¿Qué es un producto digital?

Seguramente, debes haber oído hablar que los infoproductos son una de las nuevas y mayores oportunidades del mercado digital en la actualidad, ¿no es cierto? Sin embargo, como este tipo de producto es algo novedoso, es común que genere muchas dudas principalmente en lo que se refiere a su concepto. 

En efecto, un infoproducto es un archivo o documento cuyo contenido consta de una serie de experiencias y/o conocimientos del productor/autor acerca de un determinado tema.

Comercializados bajo diferentes formatos, los productos digitales tienen como objetivo difundir información de manera accesible posibilitando así, que los usuarios de Internet puedan obtener conocimiento acerca de algún tema —por medio de cursos libres, capacitaciones corporativas y workshops online, por ejemplo—, solventar una determinada demanda o aprender a desarrollar alguna tarea/actividad de manera efectiva, práctica y, por lo general, bastante económica. 

Es decir, el reto más importante de cualquier infoproducto es educar, solucionar un problema o facilitar la vida del público objetivo.

Beneficios de los infoproductos

Trabajar con productos digitales puede ofrecer muchos beneficios, en especial, para quienes desean concentrar su negocio en Internet. Al evaluar la posibilidad de comercializar productos digitales, el interesado debe considerar diferentes aspectos, entre ellos, los beneficios de invertir en este tipo de producto. A continuación, conócelos a detalle:

  • Bajo costo de inversión para el emprendedor principalmente en lo que se refiere a la producción y divulgación;
  • Fomento a la inclusión social con información accesible;
  • Es la mejor solución para personas ocupadas que desean adquirir conocimientos durante su rutina agitada;
  • Es un negocio digital escalable que, incluso, se puede vender en otros países.

En definitiva, ingresar y desarrollarse en el mercado de productos digitales puede ser una excelente decisión, sin embargo, como cualquier otro tipo de negocio, requiere constancia, paciencia y una muy buena estrategia de marketing y ventas.

Diferencias entre producto digital y negocio digital

En el último elemento de la lista de beneficios, señalamos la expresión negocio digital. Ante esta situación, es muy relevante aclarar que los conceptos no son sinónimos.

Como ya explicamos la definición de ese tipo de producto, centraremos el párrafo en el concepto de negocio digital. En esencia, este tipo de negocio es un método de trabajo en el que las empresas proporcionan soluciones completamente digitales como es el caso de los bancos que actúan apenas en el medio online.

Luego de conocer la definición de negocio en línea, es más fácil entender la relación entre ambos conceptos que, incluso, puede ser una doble vía. De hecho, mientras que un producto digital puede inspirar un negocio del mismo tipo como es el caso de Uber, que comenzó como un servicio de transporte por aplicación y hoy posee una base de servicios online, lo contrario también es posible. 

Por lo tanto, una empresa que se desarrolla usando metodologías digitales puede añadir productos a su base de acuerdo con la identificación de necesidades emergentes.

¿Qué tipos de productos digitales existen?

Antes de entrar de lleno en los tipos de productos digitales, es importante recordar que el segmento digital está en constante crecimiento y expansión, por lo tanto, usar la imaginación y buscar nuevos formatos que fomenten una buena interacción entre las personas y las marcas es aún la mejor alternativa. 

Ahora que aclaramos ese detalle, ha llegado el momento de descubrir cuáles son y cómo funcionan las principales soluciones digitales disponibles en el mercado.

1. Ebook

El ebook es uno de los tipos de infoproductos más populares de Internet y, efectivamente, es uno de los más eficaces cuando se busca captar la atención del público. Por lo general, son materiales que presentan detalles acerca de un determinado tópico, explicaciones y datos que sobrepasan el abordaje básico de las publicaciones de los blogs.

El ebook se caracteriza por su exclusividad, ya que no todos los usuarios pueden acceder al contenido. A menudo, para obtenerlo, el interesado necesita completar un formulario y así, en carácter de recompensa, recibe el contenido en su casilla de email.

2. Clases virtuales

Las clases virtuales son uno de los infoproductos más antiguos de Internet. Gracias a las novedosas y sofisticadas herramientas de interacción virtual, a lo largo del tiempo, su uso se ha fortalecido a punto de convertirse en un recurso útil, eficiente y extremadamente importante para la puesta en marcha de capacitaciones y cursos online.

De hecho, las clases virtuales son ideales para contenidos y temas que necesitan una explicación práctica como es el caso de las clases de culinaria. Al presentar videos explicativos, se optimiza el proceso de aprendizaje facilitando así, la comprensión del alumno. 

En la actualidad, YouTube se mantiene a la vanguardia tanto en términos de plataforma especializada como de espacio de difusión para llevar a los usuarios a sitios con dominio propio.

3. Podcast

El podcast es un contenido en audio que llama la atención, principalmente, gracias a la popularidad de los servicios de streaming como es el caso de Spotify. En esencia, se trata de programas grabados en audio cuyos temas son muy variados incluyendo desde discusiones hasta narraciones, entrevistas, tutoriales y noticias.

En lo que se refiere a su estructura, puede ser más leve como un programa de radio o más formal recordando una clase en audio.

Para producir este tipo de material, es necesario seleccionar los participantes, lo que depende directamente del formato. Por ejemplo, si el programa abarca una serie de tutoriales, puede ser grabado por apenas una persona. Sin embargo, si el podcast es una entrevista, participará más de una persona por programa.

Para crear podcasts, es necesario contar con guiones, equipos de calidad como computadoras, acceso a Internet, micrófonos y audífonos o headset, además de disponer de un lugar tranquilo y silencioso para grabar sin interrupciones externas.

4. Webinar

Este formato es una herramienta fantástica para ofrecer contenido valioso y captar clientes. Al utilizarlo, por ejemplo, puedes invitar a un especialista para hablar sobre un determinado tema optimizando, de este modo, la reputación y la credibilidad de la marca ante el público objetivo. Por lo tanto, es un excelente formato para vender cursos y otros productos digitales.

5. eZines

Las revistas electrónicas (conocidas en inglés como e-Magazines) se pueden presentar en dos formas: PDF o contenido privado. Este tipo de formato se caracteriza por su publicación periódica, situación idéntica a lo que ocurre con el formato impreso. 

De hecho, dicha característica garantiza que el cliente pueda adquirir o acceder a una nueva edición cada semana, quincena, mes, etc por medio de una compra online. En este sentido, es interesante señalar que el crecimiento del formato ha ocasionado que las revistas físicas ofrezcan una versión online para el público orientado al consumo digital.

6. Screencast

Los screencasts son videos grabados a partir de la pantalla del dispositivo como los tutoriales que enseñan a crear un programa o sitio web. Realmente, son la forma más rápida de crear un video, sin embargo, pueden ser un poco monótonos si el productor decide dejarlos sin sonido. Para asegurar su eficiencia y su atractividad, es recomendable seleccionar una buena música o contenido en audio para acompañarlo y así, dejarlo más dinámico.

7. Audiobook 

Este formato es un libro narrado, por lo general, compactado bajo el formato MP3. Esencialmente, suele ser un recurso muy eficiente para el desarrollo de cursos, entrenamientos y capacitaciones online. 

Para crear un contenido útil y relevante, es esencial preparar un guión que abarque todos los temas considerando no solo datos e información técnica, sino también adecue el tono y el mensaje al perfil de la audiencia.

Al tener listo el plan de contenidos, producir el audiobook acostumbra ser una tarea bastante simple, principalmente, por el hecho de requerir apenas un micrófono de buena calidad y un local libre de ruidos externos.

Uno de los diferenciales más interesantes de este formato es permitir que las personas guarden los archivos en su smartphone, iPod u otro dispositivo reproductor de audio posibilitando, de este modo, acceder a su contenido mientras realiza otras tareas.

8. Combos

Dejamos por último este infoproducto porque, en efecto, es un conjunto de diferentes formatos pudiendo mezclar ebooks, videoclases, podcasts y otros tipos de recursos. Su principal reto es ofrecer conocimiento por medio de archivos digitales que realmente mejoren y contribuyan al proceso de aprendizaje. 

Antes de crear los combos, es importante considerar que algunos contenidos se deben presentar bajo el formato de videos, otros se pueden desarrollar a través de podcasts e incluso, documentos de texto. Es decir, es esencial que se planifique los combos considerando no solo los temas, sino la mejor manera de explicarlos a los usuarios.

Es evidente que todo formato tiene sus ventajas y atractivos, por lo tanto, no es posible definir cuál de ellos es más o menos eficiente para integrar una estrategia digital. Bajo esta perspectiva, para decidir cuál formato utilizar, es indispensable considerar los objetivos del material, así como evaluar tanto las necesidades como las expectativas de la audiencia frente a la marca.

¿Cuáles son las principales etapas del desarrollo de un producto digital?

De acuerdo con un artículo escrito por David Gillis, Director de Diseño de Producto de Facebook, para Medium, existen 6 principios que llevan el trabajo hacia el siguiente nivel:

1. Equipo adecuado —experimentado, multidisciplinario, enfocado hacia los resultados.

2. Problemas reales para personas reales —verificar si sus dolores se mantienen o han cambiado.

3. Resultados medibles —ayudar en la toma de decisión.

4. Validación del proyecto en la práctica.

5. Soluciones, ideas y cambios emergentes a lo largo del proceso.

6. Experiencia de Usuario (User Experience o UX) perfecta —priorizar la accesibilidad y la usabilidad del producto para optimizar la satisfacción del cliente.

Sin dudas, al tomar en cuenta estos 6 aspectos, se logra mantener la motivación en alta para crear productos digitales acordes con las nuevas demandas del mercado. Pero, en definitiva, ¿cuáles son las etapas necesarias para desarrollar infoproductos de excelente calidad y alineados con las necesidades del público objetivo?

A continuación, conócelas a detalle y comienza a dibujar tu estrategia de producción:

1. Investigación e idealización

Es muy probable que al llegar hasta aquí, ya conozcas a tu Buyer Persona, hayas detectado sus necesidades e identificado buenas soluciones para sus principales puntos de dolor (pain points). ¡Enhorabuena! 

Ahora, ha llegado el momento de definir tus alianzas en términos de producción y desarrollo de producto. Es decir, en esta primera etapa necesitas definir si la creación será responsabilidad del equipo interno o de profesionales contratados. 

De hecho, vale la pena señalar que, la contratación de una empresa especializada, con profesionales capacitados y entrenados para subsanar las demandas específicas, sigue siendo un camino valioso, pues mitiga la probabilidad de que el infoproducto llegue a las manos del cliente con bugs, problemas y fallas. 

 2. Sketching y Wireframing

En este segundo paso, se debe reflexionar acerca del aspecto del producto creando bocetos (wireframes). En efecto, esta previa es muy importante para que tu equipo de desarrollo y de experiencia de usuario entienda la idea y facilite la definición del presupuesto del proyecto.

3. Diseño

Al enfrentarse a esta etapa, es necesario pensar sobre la parte visual del producto. Asimismo, es esencial entender cuál camino el usuario deberá seguir (user stories) y cuál sensación deberá aportar al mismo. 

Para verificar cómo funcionará el producto final, lo ideal es solicitar al equipo de desarrollo (interno o tercerizado) que cree un prototipo interactivo —que permita hacer clic y verificar su funcionamiento— accesible en diferentes dispositivos.

4. Prototipado

Al tener listo el prototipo, puedes ejecutar pruebas tanto con el equipo como con la audiencia verificando su reacción como usuarios reales. En esta etapa, que involucra un conjunto de herramientas y abordajes para probar y explotar nuevas ideas antes que se utilicen todos los recursos, es fundamental poner atención en las funciones del producto e identificar cuáles son, de hecho, relevantes para su éxito en el mercado.

5. Implementación Ágil

Efectivamente, el uso del método Ágil aumenta la productividad en el desarrollo del infoproducto proporcionando, de esta manera, más dinamismo y control. Además, permite desarrollar un producto digital mucho más valioso ante los ojos del consumidor.

Al utilizar esta metodología, se divide el proyecto en etapas conocidas como Sprints y, al finalizar cada una, los responsables deben entregar su parte concluída. Es importante que, durante todo el proceso, hasta llegar al producto mínimo viable (Minimum Viable Product, MVP), se realicen pruebas con la finalidad de evitar el surgimiento de fallas o de problemas predecibles.

6. Lanzamiento

Esta etapa consta de la puesta en marcha del plan de marketing y de comunicación planificados anteriormente. En efecto, se lanza el MVP con sus principales funciones y recursos tan pronto como sea posible.

En este sentido, es recomendable actuar con cautela y ser discreto optando, de este modo, por un lanzamiento más privado –beta– principalmente por la posibilidad de ocurrencia de bugs o fallas. 

Seguir una trayectoria más cuidadosa evita que pierdas usuarios en este primer momento y que tengas que invertir más recursos para intentar recuperarlos.

7. Mantenimiento y soporte

Es importante recordar que el campo de la tecnología evoluciona rápidamente y, si no estamos listos para proporcionar novedades a nuestros clientes, podemos sufrir con la competencia. Esto quiere decir que, no basta con lanzar al mercado un infoproducto innovador y eficiente, es indispensable garantizar que su calidad se mantenga a lo largo del tiempo.

Para ello, es esencial verificar si continúa funcionando como debería, cuenta con los recursos requeridos, atiende las solicitudes del público. O sea, para que el producto continúe bien posicionado ante la mirada atenta de los clientes, debe subsanar sus nuevas necesidades y maximizar su valor. 

Al considerar este paso a paso, se observa que, crear un producto digital es un reto posible, sin embargo, para obtener éxito, es indispensable seguir estas etapas y asegurarse de priorizar las buenas prácticas en cada una.

¿Cómo comercializar los productos digitales? 

Luego de lanzar el producto digital en el mercado, es necesario garantizar que las personas, efectivamente, lo conozcan y quieran comprarlo. Para lograr este reto, nada mejor que contar con una adecuada y eficiente estrategia de comercialización. De hecho, es esencial emprender acciones que llamen la atención del público objetivo y estimulen el consumo de estos productos considerando así:

  • Los canales de comunicación más usados por los consumidores y clientes potenciales;
  • El contenido del mensaje que se debe enviar al público;
  • El control de los resultados durante la realización de las campañas de difusión.

En definitiva, contar con una estrategia de divulgación que realmente impacte al público posibilitará que tu producto se posicione mejor y venda más, pero, ¿cuál es la forma más eficiente de vender productos digitales en Internet y obtener buenos resultados?

Para ayudarte a cumplir esta tarea, separamos 3 consejos extremadamente valiosos:

1. Planifica tu estrategia

Como dijimos anteriormente, una buena estrategia es muy importante para el éxito del producto en el mercado. Incluso, existen cursos, tutoriales y capacitaciones online que pueden ayudarte a maximizar los beneficios de tu inversión inicial.

Además, recuerda que, para inicial el plan de ventas, debes considerar el perfil de tu público objetivo, así como sus necesidades y expectativas. Asimismo, necesitas verificar tu capacidad de inversión, el presupuesto del proyecto y de las campañas de marketing.

2. Dedícate a difundir el material

Existen muchas formas de difundir los infoproductos como:

  • Crear contenidos gratuitos genéricos que generen curiosidad y estimulen la compra del material más específico;
  • Asociarse a un influenciador digital que lo recomiende;
  • Crear campañas de marketing digital en las redes sociales;
  • Ofrecer muestras gratis de contenidos para incentivar la compra -los famosos freemium;
  • Implementar técnicas SEO a los contenidos para obtener una mejor posición en los resultados orgánicos de los motores de búsqueda.

3. Elige buenos canales de divulgación

En la actualidad, es posible encontrar varias opciones de canales, entre ellos, destacamos:

  • Las plataformas especializadas como Hotmart proporcionan un entorno ideal para el registro y la distribución de este tipo de mercancía.
  • Las redes sociales son excelentes canales, sin embargo, para optimizar su eficiencia, es esencial saber cuáles redes la(s) buyer persona(s) utiliza(n). Un buen ejemplo es Facebook, a través de las campañas, es posible llevar a los usuarios al sitio web o al ecommerce que venda el infoproducto.
  • Los blog fortalecen la presencia online mediante el marketing de contenidos y educan la audiencia posibilitando así, posicionarse como autoridad en el mercado y fidelizar a los clientes.
  • Las campañas de email marketing también suelen ser muy efectivas, ya que permiten no solo difundir, sino también invitar a los lectores a realizar una determinada acción como mirar un video o comprar el contenido.

Cuánta información valiosa, ¿verdad?

Como puedes ver, crear un producto digital puede demandar bastante trabajo, en especial, en lo que concierne a las etapas de investigación, planificación y producción del material. No obstante, el hecho de demandar tiempo no significa que esta sea una tarea compleja, principalmente, si divides en proyecto en etapas.

Además, el resultado suele recompensar la inversión de recursos, debido a que el costo-beneficio de producirlo y lanzarlo en el mercado es muy positivo, en especial, cuando se desarrolla una efectiva estrategia de comercialización.

Esperamos que al finalizar la lectura de nuestra guía de productos digitales te hayas quitado todas las dudas y hayas entendido cómo crear, difundir y vender este tipo de mercancías online. Ahora que cuentas con abundante información acerca de este tema, ¡aprovecha la ocasión y atrévete a ingresar en este mercado!

¿Tienes alguna duda? ¡Escríbenos ahora mismo, estamos listos para ayudarte en lo que necesites!

Más reciente

MANTENGAMONOS EN CONTACTO

¿Tiene un proyecto o necesita asesoría? Hablemos de eso.