Proveedores de desarrollos digitales: la diferencia entre un trabajo aficionado y uno profesional

Hyrum Palmero

mayo 4, 2022
El sitio web representa un pilar fundamental en la estrategia digital de las empresas, ya que puede determinar la percepción de la marca por parte de los usuarios, generar confianza y estimular las conversiones.  Es por ello que acudir a proveedores de desarrollos digitales se convierte en un paso necesario, para así garantizar la calidad del site en términos de experiencia e interfaz, principalmente. Pero, a ciencia cierta, ¿cómo marca la diferencia el apoyo experto? ¿Por qué no aprovechar una plantilla predefinida, ver algunos tutoriales y desarrollar el website por cuenta propia? A continuación, de acuerdo a mi experiencia en el desarrollo web, te mostraré una lista de los errores comunes del trabajo aficionado que puedes evitar con seguimiento y ayuda de especialistas en el área.

No tener un diseño adaptable

La importancia de los dispositivos móviles en el diseño de estrategias digitales no es ninguna novedad. Sabemos que el tráfico de los sitios web proveniente de celulares no deja de aumentar y por eso, al crear una web es indispensable optimizarla para todo tipo de dispositivos y no solo para computadoras.

La ausencia de un diseño adaptable (responsive) es un error que las empresas deben evitar a toda costa. Como indica su nombre, esta técnica se basa en adaptar las páginas para asegurar su correcta visualización en cualquier dispositivo. Es muy común que los websites que no son desarrollados bajo una lógica responsive produzcan una experiencia de usuario negativa ya que al ingresar desde un smartphone, hacen que la navegación se vuelva complicada, el diseño no resulté atractivo, además de que algunos elementos directamente no aparezcan en la pantalla. 

Por otro lado, Google ya ha dejado claro que tiene muy presente el diseño y la experiencia mobile a la hora de evaluar rankear una página web. En ese sentido, la falta del diseño responsive compromete el posicionamiento en los resultados de búsqueda.

Exceso de información

Lo último que queremos cuando una persona llega a nuestro sitio web es que se sienta agobiado por la cantidad de datos que encuentra. No saber jerarquizar la información en su conjunto y al interior de cada página es otro de los errores frecuentes en el diseño. Para evitar este problema, los proveedores de desarrollos digitales suelen realizar un wireframe en la etapa de planificación de la web. Se trata de un esquema que permite visualizar cómo será la arquitectura de información, es decir, su estructura. 

Diseño sobrecargado

En línea con el punto anterior, contar con expertos es esencial para evitar patrones de diseño excesivos que, en vez de ayudar a expresar la propuesta de valor de la marca, no hacen otra cosa que distraer a los usuarios y entorpecer la navegación.  Así, en el diseño de productos digitales, y particularmente en los sitios web es fundamental implementar buenas prácticas de diseño, evitando errores como:

Mala practica de diseño web

Exceso de elementos visuales

Hace un par de décadas recordamos a los sitios web con exagerados diseños e interfaces nada practicas, entorpeciendo así el entendimiento y navegación de los usuarios. Hoy en día, el diseño web ha evolucionado en vertientes más enfocadas en la funcionalidad para el usuario, entregando procesos simples y fáciles de entender.
Mala practica de diseño web

Usar muchos colores

Es importante contar con el criterio de un experto para elegir la paleta del sitio, que entienda la necesidad de limitar la cantidad de colores. Estos no solo deben ser “bonitos” y armónicos, sino que también deben representar la identidad de la marca.
Mala practica de diseño web

No elegir bien las fuentes

Otro inconveniente común es elegir tipografías que no son de fácil lectura o no tienen nada que ver con la identidad de marca ni con su público objetivo. Por otro lado, usar muchas fuentes distintas en un mismo sitio web suele resultar confuso y molesto para los usuarios.

No incluir espacios en blanco

Dejar espacios libres entre columnas, imágenes, textos y otros elementos es esencial para lograr un diseño web atractivo y fácil de leer. Obviar los espacios en blancos es uno de los errores más frecuentes entre principiantes y autodidactas. 

Malas prácticas que los proveedores de desarrollos digitales recomiendan evitar

Falta de optimización SEO

De nada sirve tener un sitio web con el mejor diseño posible si nadie puede encontrarlo. Por eso, además de centrarse en la apariencia y la usabilidad, no hay que olvidar implementar las mejores prácticas para posicionar el sitio en los buscadores.  Esto implica saber gestionar el SEO técnico a través de la programación web, ajustando tiempos de carga y otros parámetros a los estándares de los buscadores, como también optimizar los textos, imágenes y demás elementos que conforman cada una de las páginas del sitio. 

Experiencia de usuario pobre

La efectividad de un sitio web depende en gran medida de la capacidad para optimizar la experiencia de usuario (UX). En ese sentido, otra de las principales ventajas de contar con proveedores de desarrollos digitales es su expertise en el área de diseño UX. Los websites que presentan inconvenientes en cuanto a su usabilidad, es decir, su facilidad de uso, difícilmente despiertan interés y satisfacción en los usuarios. 

Uno de los errores más comunes tiene que ver con la velocidad de carga, que puede ser el resultado de malas prácticas de programación o la falta de optimización de las imágenes. 

Por otro lado, si la navegación es deficiente y los usuarios tardan en encontrar una página o sección, su experiencia se ve perjudicada y la tasa de rebote aumenta hasta niveles realmente trágicos. Asimismo, los desarrolladores web tienen que saber anticiparse a los problemas y necesidades de los usuarios para poder incorporar soluciones, ya sea a través de herramientas de IA, nuevos canales de comunicación dentro del sitio o modificando la estructura del mismo.

No prestar atención a la accesibilidad

Ignorar los estándares de accesibilidad es un error grave porque impide que más personas puedan interactuar con la web. Pero, además, porque influye negativamente en la imagen de la marca, pues los contenidos no son inclusivos y no funcionan para todos los usuarios por igual. En relación con esto, los diseñadores web expertos aplican prácticas acordes a las normas de accesibilidad como asegurar el contraste entre colores o incorporar transcripciones y textos alternativos en las imágenes. 

Ya conoces los errores que puedes evitar si consultas a proveedores de desarrollos digitales a la hora de crear una web. Incluso, aunque cuentes con diseñadores y profesionales de áreas afines en tu equipo, trabajar en equipo con un estudio digital innovador, que domine las mejores técnicas UX y UI, es un esfuerzo adicional que vale la pena hacer para garantizar resultados y mayores estándares de calidad.

Si quieres saber más

Sobre las mejores prácticas en el desarrollo de productos digitales, entra a leer nuestro artículo sobre la “Gestión de la experiencia de usuario en manos de especialistas”. ¡No te lo pierdas!

Regístrate

Y recibe nuestro contenido más reciente.